Desde Livt siempre estamos abiertos a brindar una perspectiva fresca y diferente sobre problemas o situaciones que puedan llegar a ser complejas en el ámbito de los recursos humanos, somos Techies de corazón, pero no podemos dejar pasar elementos tan importes como la variable más redundante en los procesos de selección, en esta ocasión, el costo por contratación.

Ahora bien, ¿Qué es el costo por contratación? Lo podemos definir como todo aquel conjunto de egresos sumados luego de realizado un proceso de adquisición de nuevo talento e incluso de proveedores de un servicio en un momento determinado dada una necesidad organizacional. Vale, suena básico e intuitivo ¿no os parece? Pues va más allá de lo que creemos, e incluso debemos tener la capacidad de cuantificar los elementos más pequeños involucrados.

¿Cuáles suelen ser esos pequeños elementos involucrados? ¿Existen elementos globales más relevantes?  En el costo por contratación valoramos el proceso de selección, hay múltiples etapas, vamos desde la publicación del anuncio en las fuentes que disponga la empresa (aquí ya sumamos licencias), sourcing, pre-screenings, entrevistas presenciales o semipresenciales, aplicación de test (de ser el caso) y finalmente la oferta. Pero no nos quedamos allí, también debemos seguir sumando los procesos formativos post selección, los cuales van desde la preparación del material e investigación del formador hasta las horas laborales que destinamos para ello, lo cual lamentablemente contempla gastos por igual.

Entonces, dicho todo esto y teniendo un poco delimitado los elementos que suponen (o suelen suponer) gastos en las contrataciones (sin contar todos los tramites de seguridad social que suelen ser bastante costosos por igual), ¿Cómo podemos minimizar o reducir estos costos? ¿Existe una manera real de hacerlo? ¿Suelen ser formas rentables de reducirlas?  Traemos un breve resumen de las principales maneras, de una fuente que nos resulta bastante interesante para abordar con su paso a paso sistematizado para ayudar a traer ideas a nuestros lectores (fuente Pandologic)

  • Crear un candidato persona: Es importante saber desde el primer momento exactamente qué tipo de antecedentes y experiencia se está buscando para cumplir una función en particular. Con una combinación de grupos focales, reuniones con gerentes de contratación y encuestas, se puede comenzar a pintar quién sería la persona ideal para entrevistar y qué candidatos tendrían más probabilidades de ser retenidos a largo plazo.
  • Construir comunidades de talentos: Una comunidad de talentos comprometida puede ser su arma secreta para construir una cartera de talentos calificada que esté lista y ansiosa por trabajar para la empresa. Cuando haya nuevos puestos disponibles, puedes buscar candidatos de este grupo en lugar de comenzar desde el principio, minimizando los costos de publicidad y bolsa de trabajo, así como otros gastos típicamente asociados con el reclutamiento.
  • Crea un programa de referidos: El costo promedio de contratación es de $ 4,129 según los datos de SHRM, y el tiempo promedio de llenado es de aproximadamente 42 días. Los empleados ya entienden el tipo de ética laboral y la actitud que se necesita para tener éxito en la empresa donde trabajan. Al involucrar a su talento ya empleado para referir amigos, familiares, compañeros de clase y colegas, puedes reducir los costos de contratación y el tiempo mientras obtienes un grupo de talentos listo. Si deseas reducir aún más los costos, puedes ser creativo con los incentivos de referencia en lugar de la práctica típica de ofrecer un bono.

Por lo tanto, nos queda claro que la contratación de nuevo personal esta lejos de ser algo simple o incluso barato, pero empleando las técnicas adecuadas podemos llegar muy lejos, aplicando conocimientos básicos y sustentándonos no solo en lo que debemos conseguir, sino también apoyándonos en los recursos que ya tenemos. Es importante recordar que otra gran forma de reducir costos de contratación suele ser también la externalización de los procesos por una empresa especializada en ello, en estas situaciones actuales donde el Covid-19 pasa a ser un factor limitante, se puede ver dificultada esta manera de reducción, ya depende de las distintas consultoras y esquemas de negocio que se ajusten más o menos a las expectativas.

Manuel Nosenko Urbina 

Senior Consultant @LIVT

Fuentes adicionales:

https://www.pandologic.com/employers/7-ways-to-minimize-cost-per-hire/